Litigios Actualización

Las Parejas del Mismo Sexo, los Trabajadores del Estado, Demandan a IRS y CalPERS de la Discriminación de Seguros

pareja del mismo sexo

El LAS–ELC ha presentado una demanda colectiva en nombre de las parejas del mismo sexo en California que buscan la igualdad de acceso al programa de seguro de asistencia a largo plazo para los empleados públicos de California y sus familias. Los demandantes mencionados son tres empleados del estado de California que trabajan en el área de la salud pública y sus parejas del mismo sexo.

La demanda, presentada en una corte federal de distrito, alega que las leyes federales y estatales de California violan la Constitución de Estados Unidos mediante la exclusión de parejas del mismo sexo de los empleados gubernamentales de planes de seguro de cuidados a largo plazo sujetos a protección de impuestos. Bajo la ley federal, un Estado puede ofrecer un plan “calificado” o con protección de impuestos, de cuidado a largo plazo a los empleados públicos y una amplia gama de miembros de la familia, incluyendo hijos, hermanos, padres, sobrinos, sobrinas, tías, tíos, –suegros, parientes por casamiento, y cónyuges de distinto sexo. Sólo un miembro de la familia es excluido: el cónyuge del mismo sexo de un empleado o pareja de hecho registrada.

Obedeciendo la ley federal, el Sistema de Jubilación de los Empleados Públicos de California (CalPERS por sus siglas en inglés) ha establecido un popular plan de atención a largo plazo que asegura a más de 165.000 personas que pagan cuotas para ser parte del plan. El plan permite a los miembros matricular a sus padres, suegros, hermanos y cónyuges de distinto sexo. Las parejas del mismo sexo no pueden aplicar.

“Es difícil creer que después de todos estos años, incluso después de que nos casamos legalmente, nuestra relación aún no está plenamente reconocida.”

—Michael Dragovich, demandante

“He estado en una relación estable con mi pareja desde hace más de 30 años,” dice el demandante Michael Dragovich, un enfermero especializado en trasplantes de hígado en UCSF que se unió al plan de CalPERS como empleado estatal en 1997. “Según el gobierno, podría inscribir a un hermano, un padrastro o a un suegro en la cobertura de atención a largo plazo, pero no la persona más cercana una a mí.”

La demandante Patricia Fitzsimmons, casada con la empleada estatal y demandante Elizabeth Litteral, quiere inscribirse en el plan para proteger el futuro de su familia. “Liz y yo estamos en nuestros años 50,” dice Fitzsimmons. “Queremos planificar responsablemente para toda la vida. No queremos depender de nuestra hija para que nos cuide—queremos que viva su propia vida.”

El Sr. Dragovich añade: “Es difícil creer que después de todos estos años, incluso después de que nos casamos legalmente, nuestra relación aún no está plenamente reconocida.”

En el 2008, tras la decisión de la Corte Suprema de California legalizando el matrimonio gay, las tres parejas que son demandantes en el caso se casaron legalmente. Hoy en día, California ya no permite el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero el máximo tribunal del estado dictaminó que a las parejas del mismo sexo se les debe conceder igualdad de derechos.

“Es desalentador que, el plan de atención a largo plazo de California sigue discriminando a las parejas de gays y lesbianas,” dice Claudia Center, abogada de las parejas demandantes. “Excluír a las parejas del mismo sexo de estos planes—permitiendo al mismo tiempo a tantos miembros de la familia a inscribirse—es una profunda falta de respeto y es perjudicial a los servidores públicos y sus familias. También viola la Constitución.”

Los demandantes tienen la esperanza de abrir el programa de cuidado a largo plazo de CalPERS en condiciones de igualdad a los empleados públicos de California que tienen los cónyuges del mismo sexo o parejas de hecho.

El seguro de asistencia a largo plazo ofrece cobertura cuando una persona necesita ayuda para realizar actividades básicas, debido a enfermedades crónicas, lesiones, edad o un deterioro cognitivo severo como el Alzheimer. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. calcula que el setenta por ciento de las personas mayores de 65 años necesitarán servicios de cuidado a largo plazo.

Sin seguro, el alto costo de la atención a largo plazo puede obligar a las familias a tomar decisiones dolorosas como vender una casa para pagar las cuentas, o que un cónyuge o hijomás sano tenga que dejarde trabajar para convertirse en un cuidador.

right_column