Ciudadano Estadounidense, Quien Fue Indocumentado, Demanda al Dept. de Correcciones de California por Discriminación de Empleo

9 de Diciembre de 2013

LAS–ELC presentó hoy una demanda federal de derechos civiles en nombre de Victor Guerrero, ciudadano Estadounidense y residente de Stockton, cuya solicitud para trabajar como funcionario de prisiones fue rechazada por haber usado en el pasado un número de seguro social no válido (SSN, Social Security Number).

Presentando esta demanda, el Sr. Guerrero busca reivindicar el derecho de los solicitantes de empleo para que sean considerados de manera justa en la busca de empleo sin que su estatus migratorio pasado sea un impedimento para ello. La demanda legal, presentada en la Corte de Distrito de EE.UU en la ciudad de San Francisco, nombra como demandados al Departamento de Corrección y Rehabilitación (CDCR), el cual denegó su solicitud, y a la Junta de Personal del Estado (SPB) de California, la cual defendió el rechazo a la solicitud del Sr. Guerrero.

Sin poder encontrar un empleo remunerado en su país de origen, los padres del Sr. Guerrero lo trajeron a los Estados Unidos a la edad de 11 años. A la edad de tenía 15 años, le dieron un número de seguro social falso (SSN) para que pudiera trabajar y contribuir con la economía de su hogar. él no era consciente de que el número de seguro social no era válido e incluso no supo que era indocumentado hasta la edad de 17 años. Tan pronto se dio cuenta de su situación, el Sr. Guerrero obtuvo rápidamente un número de identificación fiscal individual del IRS con el fin de pagar sus impuestos y reportar su salario de manera correcta. De la misma manera, en cuanto recibió su propio número de Seguro Social, nunca más volvió a usar un SSN falso.

Luego de que el Señor Guerrero se convirtiera en ciudadano Estadounidense (legalizó su estatus) en el 2007, aplicó a un trabajo como funcionario de prisiones en el CDCR en Agosto del 2011 y pasó el examen escrito y físico. Sin embargo, luego de revelar al CDCR que en el pasado había usado un número de seguro social falso, y de explicar las circunstancias por las que lo hizo, el CDCR lo considero no elegible para la posición de funcionario de prisiones. El CDCR declaró que el Sr. Guerrero no era elegible para el cargo debido a su “falta de honestidad, integridad y buen juicio”.

Su ambición por ser funcionario de prisiones lo llevó a volver a aplicar al cargo en Mayo del 2013. Volvió a pasar todos los exámenes requeridos y su solicitud fue nuevamente negada por la misma razón.

“Me preparé durante años para este cargo. Aprendí Inglés, obtuve un título técnico (Associates Degree) y me prepare para todos los exámenes”, dijo Guerrero. “Fue devastador que me negaran el puesto al estar prácticamente en la puerta. Soy ciudadano Estadounidense y estoy muy bien calificado para la posición. Sólo quiero que me den la oportunidad de servir a mi comunidad y apoyar a mi familia. Las personas que estén legalmente autorizadas para trabajar se les debe de tomar en cuenta sin importar la raza, el acento o el país de origen”.

La demanda del caso, Guerrero v Departamento de Corrección y Rehabilitación de California y la Junta de Personal del Estado, alega que el rechazo del CDCR para considerar al Sr. Guerrero elegible para la posición de funcionario de prisiones y la defensa del SPB al rechazo del mismo, no tenían ninguna base en la ley estatal. Además, la demanda alega que la práctica de negar oportunidades de empleo, bajo esas circunstancias, es una manera injusta de discriminar a personas de origen Hispano.

“A medida que más personas obtengan una autorización legal para trabajar, es imprescindible que no se les impida hacerlo y que sean descalificados a causa de su origen étnico o nacional”, dijo Marsha Chien, abogada de LAS–ELC, quien representa al Sr. Guerrero. “Si se permite que discriminación como esta exista, millones de personas trabajadoras, que están legalmente autorizados para trabajar en los EE.UU, se quedarán sin medios para mantenerse y no podrán contribuir a nuestra economía.”

Entre los individuos, el resultado de este caso podría tener un impacto en “los soñadores” (DREAMers) y receptores de la Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), aquellos que vinieron a los Estados Unidos sin papeles cuando eran niños y han obtenido un permiso de trabajo y número de seguro social válido. Si se permite que este tipo de discriminación persista, a ellos también se les podría negar oportunidades de empleo como al Sr. Guerrero. Este tipo de acciones, irán en contra del objetivo de DACA, el cual fue instituido en el 2012 por el Presidente Obama para permitir que ciertos jóvenes indocumentados permanezcan en los EE.UU. y puedan trabajar legalmente mientras esperan por una vía hacia la ciudadanía.

“Al igual que muchos jóvenes inmigrantes indocumentados que consideran a los Estados Unidos como su país de origen, el Sr. Guerrero se le debe permitir seguir su carrera profesional en base a las habilidades y el mérito y no en su estatus migratorio anterior”, dijo Krishna Avila de Educadores para una Consideración, organización que ayuda a estudiantes inmigrantes de bajos ingresos a continuar con su educación universitaria. “Es imprescindible, que el Sr. Guerrero, siendo ciudadano de los EE.UU., pueda participar plenamente en la sociedad y contribuir a los EE.UU.”.

¿Necesita Ayuda?

Clínicas para los Derechos del Trabajador

Si nuestras hojas informativas u otros recursos no responden todas sus preguntas y desea obtener más información, póngase en contacto con nuestras Clínicas para los Derechos del Trabajador.

La Clínica para los Derechos del Trabajador brinda información legal gratis a los trabajadores que cumplen con nuestras pautas de ingresos. Existen tres Clínicas en el área de la Bahía de San Francisco y una Clínica de atención telefónica para aquellos que no puedan visitar una de nuestras instalaciones.

más